Final Fantasy XVI -Análisis del juego

KAIDAKU > Destacados > Final Fantasy XVI -Análisis del juego

Final Fantasy XVI -Análisis del juego

Final Fantasy XVI es el último juego de rol de acción de Square Enix, que se lanzo exclusiva para PlayStation 5 el 22 de junio de 2023. Se trata de la decimosexta entrega de la franquicia Final Fantasy, una de las más populares y longevas del género. En esta ocasión, el juego nos traslada a un mundo de fantasía medieval llamado Valisthea, donde la magia y las criaturas legendarias conviven con los humanos.

Gráficos: ¿a la altura de las expectativas?

Por un lado, el juego luce bien en general, con escenarios cuidados y variados, que recrean diferentes regiones y climas de Valisthea. Los efectos visuales de las técnicas y explosiones y la iluminación me parecen el mayor punto fuerte de este apartado. Sobre todo los efectos del fuego que es visualmente estético y natural. Por otro lado, el juego también muestra algunas carencias técnicas, como el sobreuso del blur (desenfoque), que resta nitidez y detalle a las imágenes. Los personajes también se ven algo simples y planos, con animaciones que en ocasiones parecen anticuadas y poco fluidas.

Jugabilidad: ¿un cambio radical o una evolución natural?

Un aspecto que ha generado mucha controversia es la jugabilidad de Final Fantasy XVI, que se aleja definitivamente del combate por turnos tradicional de la saga para ofrecer una experiencia más cercana al hack n slash. El protagonista del juego es Clive Rosfield, un joven caballero que puede invocar al eikon del fuego, Fénix. Clive puede usar diferentes técnicas de esgrima y habilidades eikónicas para enfrentarse a sus enemigos, así como cambiar entre varios modos de juego según sus preferencias.

El juego también cuenta con un árbol de habilidades que permite personalizar y mejorar las capacidades de Clive a medida que avanza en la aventura. Este cambio de jugabilidad puede no ser del agrado de los puristas o los fans más nostálgicos, que prefieren un sistema más estratégico y pausado. Sin embargo, también puede resultar atractivo para los jugadores más ávidos de acción y dinamismo.

Fuera del combate, nos acercamos un mundo semiabierto con toques pasilleros que lo acercan bastante a FFXIII. Puede parecer algo desfavorable pero en realidad no sé necesita un gran mundo abierto para que el resultado final sea bueno. Muchas veces el mundo abierto completo juega en contra del juego llegado a resultar tedioso.

Banda sonora: Al nivel de toda la saga

La música de Final Fantasy XVI sigue siendo uno de los puntos fuertes del juego, con temas memorables que acompañan a la perfección a cada momento y situación.

El juego cuenta con una mezcla de estilos musicales. Desde piezas orquestales y corales que evocan la épica y el dramatismo, hasta temas más rockeros y electrónicos. La banda sonora también hace guiños a las entregas anteriores, con versiones y arreglos de temas clásicos que harán las delicias de los fans.

Trama: El punto fuerte de Final Fantasy XVI

Final Fantasy XVI nos cuenta una historia de fantasía medieval, que se aleja del ambiente cyberpunk o futurista de las últimas entregas. El juego tiene una atmósfera diferente a toda la saga, con un tono más oscuro y adulto, que podríamos describir como depresión medieval. Algo parecido a lo que podemos ver en obras como The Witcher o Juego de Tronos.

La trama se centra en las invocaciones clásicas del juego, que aquí se llaman eikon y tienen una relación especial con los humanos que pueden invocarlos, llamados Dominantes. Estos son considerados como nobles o como armas según la nación a la que pertenecen. Se ven envueltos en una guerra por el control de los Cristales Madre, unas montañas de cristal que otorgan la magia a Valisthea.

El juego nos pone en la piel de Clive Rosfield, el primogénito del archiduque de Rosaria, que tiene el poder de invocar a Fénix. Sin embargo, su destino cambia cuando una tragedia le arrebata todo lo que ama y le hace jurar venganza contra Ifrit, el eikon del fuego oscuro. Junto a él estarán su hermano menor Joshua, el verdadero Dominante de Fénix, y Jill Warrick, una joven que fue adoptada por la familia real de Rosaria. El juego explorará temas como la política, la religión y la guerra.

Conclusión

Final fantasy XVI es un juego que aún no habiendo alcanzado las altas expectativas que la comunidad puso en el, resulta entretenido y visualmente agradable de jugar.

🔴 Lo peor algunas animaciones y efectos anticuados que deslucen el resultado final.

🟢 Lo mejor su trama oscura, envolvente e interesante.

Últimas entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consentimiento de Cookies con Real Cookie Banner